Con motivo de estar la Cancillería argentina realizando un informe acerca de las acciones realizadas por nuestro país en el año 2004, a favor de la adecuada registración y control de armas, y la lucha contra las armas Ilegales y el tráfico ilícito de las mismas, el Foro estableció un contacto.

En este contexto, el aporte conceptual de los legítimos usuarios argentinos al informe fue considerado como relevante. Este informe, que nuestro país presentará próximamente ante la Organización de las Naciones Unidas, se hace dentro del marco del Programa para prevenir, combatir y eliminar el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras

A raíz de esto, hemos observado cómo nuestra carta de principios se ajusta con absoluta precisión a las preocupaciones y reafirmaciones con relación al tema, manifestadas en el preámbulo de la última conferencia desarrollada en Julio de 2001 en la sede central de la ONU.

Entendiendo que la organización de las Naciones Unidas es el máximo organismo internacional que promueve acciones para combatir y eliminar el tráfico ilícito de armas de fuego, como asociación de legítimos usuarios nos sentimos especialmente comprometidos en informar de las acciones llevadas adelante por el Foro durante 2004.

Al igual que las Naciones Unidas, compartimos "la profunda preocupación que nos produce el impacto del tráfico ilícito y la tenencia ilegal de armas de fuego en la población, fruto del desamparo, la delincuencia organizada, el tráfico de drogas y el terrorismo internacional", entre otras causales. Esta realidad se ve retroalimentada dado el estrecho vínculo existente entre sus actores. Terrorismo, tráfico de drogas, delincuencia y tráfico ilegal de armas de fuego son el núcleo central de la problemática.

Estos puntos señalados no dejan de estar en un todo de acuerdo con la declaración de principios del Foro, lo que muestra sin lugar a dudas, de lo acertado que fue promover acciones concretas desde los legítimos usuarios hacia la sociedad, como forma de aporte sustancial de quienes poseemos armas legalmente constituidas en nuestro país.

Como bien se expresa en el preámbulo del programa de acción, quienes estamos dentro de la legalidad no somos el problema, sino por el contrario, somos parte de la solución; gracias a los inestimables aportes que podemos hacer, la idoneidad y experiencia en la materia. Es aquí donde podemos destacar la total coincidencia entre el Foro y las Naciones Unidas.


Preámbulo ONU

1. Los Estados participantes en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Tráfico ILICITO de Armas Pequeñas y Ligeras en Todos sus Aspectos, reunidos en Nueva York del 9 al 20 de julio de 2001.

2. Profundamente preocupados por la fabricación, transferencia y circulación ilícitas de armas pequeñas y ligeras y por su acumulación excesiva y proliferación incontrolada en muchas regiones del mundo, lo cual tiene consecuencias humanitarias y socioeconómicas de muy diversa índole y supone una grave amenaza para la paz, la reconciliación, la seguridad, la estabilidad y el desarrollo sostenible en los planos individual, local, nacional, regional e internacional,

3. Preocupados también por la incidencia que la pobreza y el subdesarrollo pueden tener en el tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos,

4. Decididos a reducir el sufrimiento humano causado por el tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos y aumentar el respeto de la vida y la dignidad del ser humano mediante la promoción de una cultura de paz,

5. Reconociendo que el tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos alimenta los conflictos, exacerba la violencia, contribuye al desplazamiento de civiles, socava el respeto del derecho internacional humanitario, obstaculiza la prestación de asistencia humanitaria a las víctimas de los conflictos armados y fomenta la delincuencia y el terrorismo,

6. Profundamente preocupados por sus consecuencias devastadoras para los niños, muchos de los cuales son víctimas de conflictos armados o son obligados a alistarse como soldados, así como por los efectos negativos que tiene para las mujeres y los ancianos, y en este contexto, teniendo en cuenta el período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la infancia,

7. Preocupados también por el estrecho vínculo existente entre el terrorismo, la delincuencia organizada, el tráfico de drogas y minerales preciosos y el tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras y destacando la urgencia de la acción y la cooperación internacionales encaminadas a combatir ese tráfico simultáneamente desde el punto de vista de la oferta y el de la demanda,

8. Reafirmando nuestro respeto y adhesión al derecho internacional y a los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, entre ellos la igualdad soberana de los Estados, la integridad territorial, el arreglo pacífico de las controversias internacionales, la no intervención y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados,

9. Reafirmando el derecho inmanente de legítima defensa, individual o colectiva, de conformidad con el Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas,

10. Reafirmando también el derecho de todos los Estados a fabricar, importar y conservar armas pequeñas y ligeras para atender a sus necesidades de legítima defensa y seguridad, así como para poder participar en operaciones de mantenimiento de la paz de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas,

11. Reafirmando el derecho a la libre determinación de todos los pueblos, teniendo en cuenta la situación particular de los pueblos sometidos a dominación colonial u otras formas de dominación u ocupación extranjeras y reconociendo el derecho de los pueblos a adoptar medidas legítimas de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas para realizar su derecho inalienable a la libre determinación. Ello no se interpretará en el sentido de autorizar o alentar toda medida que quebrante o menoscabe total o parcialmente la integridad territorial o la unidad política de Estados soberanos e independientes que se conduzcan con arreglo al principio de la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos,

12. Recordando que, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, los Estados tienen la obligación de acatar plenamente los embargos de armas decretados por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas,

13. Convencidos de que los gobiernos tienen la responsabilidad primordial de impedir, combatir y eliminar el tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos y, por consiguiente, deben intensificar sus esfuerzos por definir los problemas asociados a ese comercio ILICITO y hallar modos de resolverlos,

14. Destacando la necesidad urgente de cooperación y asistencia internacionales, incluida la asistencia financiera y técnica, según corresponda, para apoyar y promover actividades en los planos local, nacional, regional y mundial para prevenir, combatir y eliminar el tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos,

15. Reconociendo que la comunidad internacional tiene el deber de hacer frente a esta cuestión y que el problema que plantea el tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos tiene múltiples facetas y comprende, entre otras, cuestiones de seguridad, prevención y solución de conflictos, prevención de la delincuencia, humanitarias, de salud y de desarrollo,

16. Reconociendo también la importante contribución que puede aportar la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales y la industria para, entre otras cosas, ayudar a los gobiernos a prevenir, combatir y eliminar el comercio ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos,

17. Reconociendo además que esas actividades se llevan a cabo sin perjuicio de la prioridad otorgada al desarme nuclear, las armas de destrucción en masa y el desarme convencional,

18. Acogiendo con beneplácito las iniciativas que se han tomado en los planos mundial, regional, subregional, nacional y local para hacer frente al tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos, y deseosos de utilizarlas como base, teniendo en cuenta al mismo tiempo las características, el alcance y la magnitud del problema en cada Estado o región en particular

19. Recordando la Declaración del Milenio y observando también con beneplácito las iniciativas en marcha en el marco de las Naciones Unidas para hacer frente al problema del tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos,

20. Reconociendo que en el Protocolo para combatir la fabricación y el tráfico ILICITOs de armas de fuego, sus partes y componentes y municiones, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, se establecen normas y procedimientos que intensifican y consolidan las actividades encaminadas a prevenir, combatir y eliminar el tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos,

21. Convencidos de la necesidad de contraer un compromiso mundial para aplicar un planteamiento cabal a fin de promover, en los planos mundial, regional, subregional, nacional y local, la prevención, reducción y eliminación del tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos como contribución a la paz y la seguridad internacionales,

22. Resolvemos, en consecuencia, prevenir, combatir y eliminar el tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos:

a) Consolidando o estableciendo normas y medidas convenidas a nivel mundial, regional y nacional que fortalezcan y coordinen mejor las actividades para prevenir, combatir y eliminar el tráfico ILICITO de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos;

b) Estableciendo y aplicando medidas internacionales concertadas para prevenir, combatir y eliminar la fabricación y el tráfico ILICITOs de armas pequeñas y ligeras;

c) Prestando especial atención a las regiones del mundo donde llega a su fin un conflicto y es preciso hacer frente con urgencia a problemas graves de acumulación excesiva y desestabilizadora de armas pequeñas y ligeras;

d) Movilizando la voluntad política de toda la comunidad internacional para prevenir y combatir las transferencias y la fabricación ilícitas de armas pequeñas y ligeras en todos sus aspectos, cooperar a tales efectos y hacer que se tome más conciencia de la índole y la gravedad de los problemas conexos relacionados con la fabricación y el tráfico ILICITOs de esas armas;

23. Promoviendo una acción responsable de los Estados para prevenir la exportación, la importación, el tránsito y la reexpedición ILICITOs de armas pequeñas y ligeras.


En este sentido desde el Foro, tal cuál lo plantea la ONU, no tan sólo hemos defendido la legal tenencia de armas, sino que también hemos promovido acciones concretas en cuestiones de seguridad, prevención de delitos, resolución pacífica de los conflictos, habiendo lanzado al mismo tiempo, una campaña de prevención de accidentes.

Este, a nuestro entender no es un dato menor, dado que una campaña de prevención de accidentes tiene efectos reales y concretos que nos permiten abordar el problema seriamente. Las armas ilegales existen y seguirán existiendo, es una realidad, razón por la cuál debemos evitar que se produzcan accidentes. Quienes somos legítimos usuarios sabemos muy bien de la importancia de concientizar a quienes no lo son, a fin de prevenir accidentes con armas de fuego.

El máximo organismo internacional reconoce la importancia de la contribución de las organizaciones no gubernamentales y la industria para ayudar a los gobiernos a prevenir, combatir y eliminar el comercio ilícito de armas. El Foro surge así como núcleo de participación de quienes somos legítimos usuarios de armas de fuego en Argentina.

Esta participación la abordamos, entre otras aristas, redactando un proyecto de ley para regular el sector y combatir eficazmente las armas ilegales. Este proyecto fue presentado formalmente en la Cámara de Senadores el pasado mes de Febrero dentro del marco de las reuniones de comisión de seguridad interior. Esa fue nuestra oportunidad para dialogar abiertamente con legisladores y funcionarios que se preocuparon por nuestras apreciaciones y recibieron copias de informes producidos en el exterior acerca de los posibles alcances de los distintos proyectos.

En tal sentido estamos tomando contacto con estas asociaciones extranjeras que promueven los mismos valores y acciones que el Foro. Seguramente en un futuro próximo estaremos trabajando juntas para hacer un abordaje serio y realista de la problemática.

Desde el Foro Por una Argentina sin armas ilegales promovemos la legalidad, el deporte, la paz y la resolución pacífica de los conflictos, al igual que las Naciones Unidas.
Ese es el camino elegido. El único posible.

 
       
Home - Planilla de adhesión - ¿Quiénes somos? - Declaración de principios - Proyectos de ley - Links - Notas - Comentarios - Nómina de ONG - Otros idiomas
Copyright© 2005-2013 Armas Legales  -  Reservados todos los derechos  -  info@armaslegales.org.ar