Luego de la reunión mantenida con el Sr. Ministro del Interior Dr. Aníbal Fernández y el Sr. Director del Registro Nacional de Armas, Dr. Andrés Meiszner, las entidades que integran el FORO por una Argentina sin armas ilegales se propusieron algunas líneas de trabajo para, a la brevedad, acercar propuestas concretas. Dichas acotaciones y sugerencias fueron consensuadas primero internamente por todas las entidades participantes, y luego presentadas oportunamente al Sr. Director del RENAR, tras lo cual se vienen manteniendo una serie de reuniones a fin de lograr avanzar en normativas que faciliten y simplifiquen las registraciones por parte de los Legítimos Usuarios.

A juicio de los integrantes del FORO, varias de estas propuestas tendrán una resolución a favor del sector, lo que sin duda aliviará algunas de las dificultades actuales para poder completar trámites. Por esta razón, creemos importante dar a conocer la totalidad de las propuestas presentadas en su momento, que esperamos se conviertan en el corto plazo, en normativas aplicables, y positivas para el sector.


Comisión Directiva FORO Por una Argentina sin Armas Ilegales:

  Federación Argentina de Tiro (fundada en 1914)
Asociación de Instructores de Tiro de la República Argentina (fundada en 2003)
Federación de Cazadores Deportivos de la Provincia Bs. As. (fundada en 1967)
Safari Club Internacional Capítulo Argentino (Fundado en 1988)
Asociación de Industriales y Comerciantes de Artículos para Caza y Pesca (fundada en 1939)
Cámara Arg. de Productores y Procesadores de Prod. de la Fauna Silvestre y sus Derivados (fundada en 1936)
Federación Argentina de Caza Mayor (fundada en 1965)
Cámara Argentina de Caza y Pesca (fundada en 1990)



Señor Director del Registro Nacional de Armas, Dr. Andrés Meiszner

Presente

De nuestra mayor consideración:

Tenemos el agrado de dirigirnos a Usted a los efectos de hacerle llegar algunas inquietudes del sector en relación a la implementación de la Disposición 197/06 de fijación de nuevos requisitos para la obtención de la credencial de legítimo usuario de armas de fuego.

Como ya le expresáramos personalmente las entidades que componemos este Foro por Una Argentina Sin Armas Ilegales apoyamos toda iniciativa tendiente a sacar de la ilegalidad a la mayor cantidad de armas y usuarios ilegales, pues consideramos que son estos últimos los responsables de la inseguridad y de muertes fatales por accidentes.

Por ello, más allá de la readecuación de legajos que está en marcha, consideramos que es absolutamente necesaria una campaña masiva de inscripción o reinscripción de usuarios que por diversos motivos hoy están en la ilegalidad en sus tenencias, pero que al mismo tiempo no pertenecen a esa franja de la sociedad que provoca la inseguridad.

Para que esta campaña sea posible y exitosa nuestro Foro considera que hay aspectos de las nuevas reglamentaciones que deberían reconsiderarse. Una apretada síntesis de los mismos se presenta a continuación.


a) Aspectos vinculados al Medio Lícito de Vida

Situación de los miembros de la sociedad conyugal.

La normativa en vigencia excluye la posibilidad de acceder o mantener la categoría de legítimo usuario de armas a mujeres que son amas de casas. De esta forma muchas de ellas que hoy, no solo son legítimas usuarias de armas sino también aficionadas a algunas de los deportes afines, quedarían expulsadas del sistema registral al no poder acreditar medio lícito de vida propio. Recordemos que oportunamente se inscribieron en el RENAR acreditando el matrimonio y los medios lícitos de vida del cónyuge.

Nuestro Foro considera que aún cuando no existan bienes materiales, pero sí medios lícitos de vida del marido, como ser trabajo registrado o monotributistas y/o profesionales, el salario o ingreso del cónyuge es el medio lícito de vida del ama de casa, por lo que para acceder o mantener la categoría de legítimo usuario, sólo debería acreditar el matrimonio con la partida de casamiento o libreta de matrimonio y los medios lícitos de vida del cónyuge, de acuerdo a las disposiciones RENAR vigentes.

No debe olvidarse tampoco que existe por ley la obligación marital de sustento económico, por la cual la esposa no puede ser asimilada a un indigente y que además el por el solo hecho de estar casadas son socias de la sociedad conyugal, es decir, no se trata de una concesión graciosa, sino de una facultad que la ley le concede el participar de los bienes e ingresos del marido.

Por último casos particulares, como el divorcio deberían contemplarse cuando el medio lícito de vida es la cuota alimentaria para la mujer, concedida por acuerdo homologado judicialmente o sentencia, caso en el cual tampoco debería negarse la inscripción como LU.

Por lo expuesto recomendamos analizar su inscripción en las condiciones más arriba indicadas.


Situación de los Estudiantes

Si bien el caso Ríos es el paradigma de lo incorrecto, no comprende las generalidades de los casos. Este ha sido un hecho desgraciado, pero aislado. Son numerosos los estudiantes aficionados a la caza y al tiro deportivo, muy especialmente en el interior del país, con una relación con las armas que difiere de la exhibida por Martín Ríos.

La Federaciones Argentina de Tiro y sus entidades afiliadas tienen entre sus deportistas federados a estudiantes que deberían abandonar la práctica deportiva por no poder inscribir sus armas de competición. Armas especialmente preparadas, que además deberían malvender en el mercado, con el perjuicio económico que ello le implicará.

Tal vez con otro tipo de recaudos adicionales a los que se venían aplicando (p.e. certificados de estudio, constancias de alumno regular, constancias de materias aprobadas, etc) debería reconsiderarse esta exclusión del sistema.

Martín Ríos no cometió la atrocidad que cometió por ser estudiante o mantenido, sino que obedeció a que seguramente el examen psicofísico que le efectuaron no resultó suficiente. Modificado este examen mediante la Disposición 197/06 no vemos inconvenientes para reconsiderar su inclusión.

Por lo expuesto recomendamos analizar su inscripción en las condiciones más arriba indicadas.


Medios Lícitos de Vida por Testigos para Armas de Uso Civil Deportivo

Allá por el mes de Noviembre de 1999 en las VI Jornadas de Derecho y Ley de Armas, organizadas por el Registro Nacional de Armas y auspiciadas por la Sociedad Argentina de Criminología, el Foro de Entidades de Tiro y el Ente Cooperador Ley 23979, se recomendaba facilitar el acceso a la condición de Legítimo Usuario a los habitantes de las zonas rurales, despobladas y de escasa vigilancia policial, estableciendo los requisitos mínimos imprescindibles para acceder a esta categoría, limitando el tipo y cantidad de armas para quienes se incluya en la misma.

Al año siguiente en las VII Jornadas de Derecho y Ley de Armas se propiciaba:

  • Establecer una categoría especial para aquellos Legítimos Usuarios pobladores de zonas rurales, alejados de los principales centros urbanos y con escasa vigilancia policial, fijando los requisitos mínimos e imprescindibles para acceder a la misma.

  • Facilitar al poseedor de armas de fuego, que las tuviere con anterioridad al actual sistema registral vigente, la posibilidad de acceder a algún tipo de tenencia limitada que solamente le permita conservarla o disponer de ella, sin la posibilidad de acceder a otras y cuando por razones atendibles, no pudiere o le resultare muy gravoso obtener la plena condición de Legítimo Usuario

A su vez el RENAR en el año 2003 en base a lo peticionado, entre otros, por el Foro de Entidades de Tiro en representación de los tiradores deportivos, y a la clasificación dispuesta por el Decreto N° 821/96 había establecido condiciones diferenciales de registración para las armas de uso deportivo dentro de la categoría armas de uso civil pues se trataba de material apto para disciplinas de tiro deportivo, tales como el tiro al platillo, el tiro de precisión con carabina de pequeño calibre, o aún para combatir plagas o cazar pequeñas especies en el medio rural.

Este pequeñísimo resumen de los últimos años sirve para ilustrar una prédica constante de nuestra actividad: requisitos diferenciales para usuarios de este tipo de materiales, básicamente aptos para la práctica de tiro deportivo y/o la caza de pequeñas especies y/o supervivencia.

Hoy, muchos de estos usuarios, no podrán acreditar medios lícitos de vida en los términos de la Disposición Renar 197/06 por tener empleo marginal. Hasta hace poco se habían inscripto en el RENAR y han declarado sus armas y su compra de municiones acreditando por testigos su medio lícito de vida. Están dentro del sistema, que ahora los expulsa. El Foro sabe que no se trata de delincuentes, sino de usuarios que quieren seguir siendo legales, porque son idóneos en el manejo del arma, porque no tienen antecedentes judiciales, porque están aptos psicofísicamente, porque tienen domicilio registrado y porque reiteradamente han declarado sus armas con los requisitos que en cada caso les fueran requeridos.

Por ello el FORO recomienda que se acepte el medio de vida lícito acreditado por testigos para los poseedores de las siguientes armas:

  • Pistolones de caza de uno o dos caños, de carga tiro a tiro, calibres 14,2 mm (28), 14 mm. (32) y 12 mm. (36),

  • Carabinas y fusiles de carga tiro a tiro o repetición hasta calibres 5,6 mm. (.22 pulgadas) inclusive, con excepción de las que empleen munición de mayor potencia o dimensión que la denominada “22 largo rifle” (.22 LR),

  • Escopetas de carga tiro a tiro, cuyos cañones posean una longitud no inferior los 600 mm.

 
b) Casuísticas de Legítimos Usuarios

A lo indicado en el punto anterior debemos agregar que la implementación del certificado psicológico compromete seriamente a gran cantidad de usuarios del interior del país. Lamentablemente, a los legales tenedores de armas, o de personas que siendo propietarios de armas que no las tienen inscriptas del interior del país les resulta prácticamente imposible acceder a un certificado de estas características. Hay muchas localidades del interior del país donde el médico zonal concurre semanalmente. Hay muchas otras donde no hay psicólogos ni psiquiatras.

En nuestra opinión todo aquel ciudadano que voluntariamente desee inscribir un arma debería tener esta posibilidad. Consideramos que existe un principio de legalidad y honestidad, que debiera ser atendido especialmente, en toda aquella persona que desee declarar su arma ante el Estado Nacional.

Esta persona YA TIENE EL ARMA, razón mas que suficiente para sumarlo al control. El hecho de tener el arma en custodia, y debidamente registrada, lo obliga a este ciudadano a mantenerla en su poder y hacerse responsable por lo que con ella suceda. Si esa arma, por solicitud de exigencias en demasía, nunca fuera registrada el Estado pierde la oportunidad de controlar dicho elemento.

En esto, hay un punto central que debemos comprender, a nadie escapa que no es lo mismo, QUERER COMPRAR UN ARMA, QUE TENER UN ARMA EN SU PODER. En el primer caso es facultad del Estado obligar a cumplir los nuevos requisitos, en el segundo caso, los requisitos de nada sirven pues el arma, ya esta en poder del ciudadano. En estos casos, creemos, lo más recomendable es facilitarle su inscripción aunque se acote su uso a la tenencia hogareña.

Luego de un mes del lanzamiento de la campaña nacional de desarme, los legítimos usuarios han bajado el nivel de actividad deportiva y comercial a niveles desconocidos. Lamentablemente la falta de confianza y las exigencias impuestas, ante derechos adquiridos, pueden sumergir en la ilegalidad a muchas personas que comenzaron a desconfiar del sistema.

Por ello en los casos de usuarios que desean declarar el arma, pero que no pueden acceder a los requisitos impuestos por la normativa en vigor, se sugiere la creación de una categoría de Legítimo Tenedor, con arraigo en lo dispuesto en el Código Civil en los arts. 2460 y concordantes.

Es destacable que si bien estos artículos no rigen exactamente para un caso como este, es posible la aplicación analógica. Esa tenencia simple no daría al tenedor los derechos que la ley de armas reconoce: no podría transportarla, comprar municiones, practicar, recargar, etc.

Es al solo efecto de tenerla en su domicilio y no estar obligado a deshacerse de ella o conservarla en forma clandestina. Se cumpliría de esta manera uno de los objetivos, que es pasar a la legalidad a la mayor cantidad de tenedores ilegales. La conservación clandestina puede derivar en venta ilegal y la transferencia del arma a manos de delincuentes.


c) Inventario de Armas

La realización de un inventario de armas ya registradas nos lleva a pensar que se han detectado fallas en el Banco Nacional Informatizado de Datos que se viene construyendo desde el año 1993. Por ello consideramos que si el RENAR necesita cotejar sus registros con los de los legítimos usuarios, esta acción debería realizarse con el máximo de facilidades para quienes han venido cumpliendo con las normativas del Organismo desde aquella época.

Creemos entonces que la generación de un mecanismo informático de Declaración Jurada vía internet hecha por el usuario en forma directa o a través de cualquiera de los canales públicos y privados que actualmente utiliza el Organismo es la mejor solución.

Una verificación física de la totalidad del parque es impracticable, no solo por falta de verificadores idóneos en todo el país sino también por razones de seguridad, propia del usuario y pública por lo que significarían más de un millón de armas legales trasladadas por las calles y en medios de transporte de todo el país a efectos de su verificación.

Las tenencias emitidas por RENAR tienen datos indubitables (del usuario, del arma y de la propia credencial) que podrían asegurar la fidelidad de los datos volcados en el sistema informático.

Recomendamos también la gratuidad del inventarios para quienes ya se han presentado al Organismo a declarar sus armas.


d) Instructores de Tiro

Estamos trabajando en un propuesta de contenidos mínimos y generales que sean más específicos que los establecidos en el MET, que en breve acercaremos.


e) Jornadas de Derecho y Ley de Armas

Resulta necesario generar un debate amplio y criterioso de la actividad reglamentada. Las Jornada de Derecho y Ley de Armas, se han mostrado a lo largo de su historia como el ámbito donde los especialistas, la sociedad civil y el estado, discutieron políticas y acciones concretas.

Invitamos al Señor Director a repasar algunas de las conclusiones a las que se arribara en dicha sede, que de haberse aplicado, encontraría al sector en mejores condiciones que las actuales.

El FORO propone concretamente organizarlas para el próximo mes de Marzo de 2007.

Las Comisiones propuestas son:

  • 1) Legislación penal en materia de armas de fuego.
  • 2) Sistema registral. Usuarios en sus distintas categorías.
  • 3) Entidades de Tiro y legítimos usuarios individuales.
  • 4) Agencias Registrales en todo el país.
  • 5) Legislación Internacional.

Creemos que se debe dar un debate amplio convocando a todos los actores del sistema. Estas jornadas han sido momentos de discusión y reflexión prolíficos, los cuáles, no debieran perderse.


f) Plan Nacional de Desarme

Creemos que el plan debe ser organizado de modo tal que como bien dijo el Sr. Ministro primero registremos todas las armas en manos de los ciudadanos que posean armas y quieran legalizar su situación. Luego, y solo después de haber aceptado dentro del sistema, a todos los ciudadanos con un arma en su poder, avanzar con el plan de desarme. Finalmente, el Estado debe ser durísimo con todo aquel que no hubiera cumplido con alguna de la posibilidades anteriores.

Firmemente creemos que, la mejor política es la del registro pues si las armas existen y el ciudadano no desea desprenderse de ella, lo mejor es tener control del bien, registrándolo, generando una responsabilidad en su propietario. Si no se le permite registrarla, ese ciudadano NO ENTREGARÁ SU ARMA, con el riesgo que implica que esté fuera del control estatal.

Creemos que debe primar un principio de legalidad y honestidad, para todo aquel ciudadano que YA POSEA UN ARMA Y QUIERA REGISTRARLA. DEBEMOS DIFERENCIAR CLARAMENTE; A QUIEN YA TIENE UN ARMA, DE QUIEN DESEA COMPRARLA. Como podemos ver son dos casos completamente diferentes, la operativa registral, también.

En suma, es nuestra intención que el sistema no expulse al ciudadano que desea estar a derecho, para lo cual debe facilitarle el acceso al mismo y no imponer desde el principio condiciones excesivas o difíciles de cumplir, sobre todo para aquellos residentes fuera de las grandes urbes, donde será prácticamente imposible de cumplir con los recaudos registrales.

Además, en cuanto a la ley en sí, la reglamentación de la misma será esencial, pues no debe coartar los derechos de los LU, para lo cual cabe reiterar una vez más, es necesario la participación de las organizaciones representativas de los mismos en ella, pues son los LU quienes más conocen sobre los aspectos prácticos de la actividad y pueden ayudar al objetivo final: sacar las armas de la ilegalidad sin producir un derrame del material hacia la misma por imposibilidad de cumplir con los recaudos.

Sin otro particular, y quedando a disposición del Señor Director para ampliar los considerandos de lo más arriba expresado, cumplimos en saludarlo muy atte.

FORO Por una Argentina sin armas ilegales

 
       
Home - Planilla de adhesión - ¿Quiénes somos? - Declaración de principios - Proyectos de ley - Links - Notas - Comentarios - Nómina de ONG - Otros idiomas
Copyright© 2005-2013 Armas Legales  -  Reservados todos los derechos  -  info@armaslegales.org.ar