Buenos Aires, 30 de enero de 2007.- El FORO, la agrupación que nuclea la mayor cantidad de entidades vinculadas al tiro deportivo, el comercio, la caza y el coleccionismo de todo el país, sostiene que la denominada ley de canje voluntario de armas y su proyecto de decreto de reglamentación, no contribuirán seriamente a disminuir los hechos de violencia que día a día golpean a nuestra sociedad.

Que el Estado pague entre $150 y $450 a cambio de las armas y sin investigar su procedencia, puede considerarse como un hecho de extrema gravedad; ya que con ese dinero los delincuentes estarían en condiciones de adquirir en el mercado negro armas aún más letales.

Y no es menor el hecho de la “amnistía” para quienes entreguen sus armas. La misma implicará que nada se le preguntará a quien las entregue para su destrucción. Es decir que muy posiblemente el Estado estará convalidando la destrucción de evidencias judiciales que podrían, sin ir más lejos, llevar a la resolución de causas judiciales. Al respecto sólo podemos agradecer que esta ley no estuviese aprobada al momento que Martín Ríos cometiera el salvaje asesinato en la Avenida Cabildo. De lo contrario, Ríos hubiese podido deshacerse fácilmente del elemento que, al ser hallado por la policía, fue el único que pudo condenarlo. ¿Alguien pensó que esa situación se reproducirá cotidianamente de ahora en más?

En lo que a desalentar el uso y tenencia de armas de fuego se refiere la ley recién aprobada, caben recordar, sólo a modo de ejemplo, las 32 medallas que Argentina obtuvo en los últimos Juegos Odesur en las distintas disciplinas de tiro deportivo.

No proponemos que haya libre portación o que todos puedan acceder a un arma. Queremos vivir en paz y sin violencia igual que cualquier argentino. Somos simplemente personas de bien que declaramos al Estado que estamos habilitados para poseer (en el 99% de los casos no para “portar”) un arma de fuego para cualquiera de los fines que la ley vigente establece. No hay que perder de vista que el 99,9% de los legítimos usuarios de armas no están involucrados en delitos y que para acceder a la condición de tal, es indispensable carecer de antecedentes.

Coincidimos con la urgente necesidad de realizar un padrón del parque de armas de las fuerzas de seguridad (que aún no existe), ya que según los propios dichos del Presidente de allí proviene gran parte del armamento de los delincuentes. Pero estamos convencidos que reempadronar a los legítimos usuarios civiles –amén de la molestia que esto genera y que se trata de datos que el Estado ya conoce- provocaría un cuello de botella que haría absolutamente inviable cualquier tipo de trámite.

En el FORO no nos oponemos a la entrega voluntaria de armas, pero estamos convencidos que las que hay que retirar de circulación cuanto antes son las que provocan hechos delictivos y violencia; es decir, las ilegales. En definitiva, estamos convencidos que sería mucho más beneficiosa una fuerte campaña de registración para que el Estado conociese a una mayor cantidad de propietarios de armas, que una amnistía que ignore de dónde provienen.

FORO Por una Argentina sin armas ilegales

 
       
Home - Planilla de adhesión - ¿Quiénes somos? - Declaración de principios - Proyectos de ley - Links - Notas - Comentarios - Nómina de ONG - Otros idiomas
Copyright© 2005-2013 Armas Legales  -  Reservados todos los derechos  -  info@armaslegales.org.ar